Escuchar

No es cuento ninguno que en las paredes de las chimeneas se acumula con el uso y el desuso restos, polvo y basura, esto es, un cóctel perfecto para formarse el incendio perfecto si no intervenimos a tiempo.

Antes de que llegue el frío, pongamos a punto estas instalaciones, bien sea a través de un deshollinador que desholline, bien por nuestro propio esfuerzo por dejar esa chimenea perita y en un estado inmejorable para funcionar a toda leña. Piensa que una acumulación excesiva de hollín en el conducto de humo puede provocar su ruptura e incendiar la vivienda. Además, el hollín aumenta sensiblemente el consumo y la contaminación.

Con todo, en caso de intenso humo o mismo incendio, recuerda lo siguiente:

  • Sale de la estancia escondido, desplazándote a ras del suelo para evitar la nube de humo
  • En caso de que el fuego prenda en la ropa de una persona, hacerla rodar por el suelo puede servir de ayuda
  • En situaciones en las que el fuego pueda alcanzar algún líquido  infablame, aplicar paños húmedos
  • Se nos necesitas, ya sabes donde estamos 1-1-2.