Vómitos y mareos, primeros síntomas

Hornillo de gas encendido

Las fugas de monóxido de carbono son muy difíciles de detectar. Un despiste, la falta de mantenimiento o el mal estado de las instalaciones, especialmente en edificios antiguos, pueden causar incidentes muy graves, como explosiones, incendios o, en el peor de los casos, daños personales.

Desde el 112 Galicia te pedimos que mantengas en buenas condiciones la instalación y los electrodomésticos con gas. Comprueba que la llama del calentador sea azul y no te olvides de limpiar los acumuladores de la calefacción cada cierto tiempo.

Además, toma nota de estas recomendaciones para enfrentarte a un posible escape de gas: 

  • Ante la mínima sospecha de fuga, ventila el local abriendo ventanas y puertas. Si la fuga es de butano céntrate en ventilar las zonas bajas de la vivienda. Si es de gas natural, ventila las zonas altas. Ten en cuenta que los vómitos y mareos repentinos pueden ser los primeros síntomas de una intoxicación por inhalación de gas y/o monóxido de carbono
     
  • No acciones ningún interruptor de aparatos o electrodomésticos eléctricos que puedan generar un chispazo
     
  • Cierra la llave general de paso de gas y corta la corriente eléctrica
     
  • Abandona enseguida la vivienda o local
     
  • Llama lo más rápido que puedas al 112